Publicado el 15 de julio de 2020.


A pesar de lo que muchos creen, para vender por Internet no solo basta con montar una tienda virtual, si fuera así de sencillo. cualquiera lo haría...¿No lo crees?
Para destacar en el basto mundo digital es necesario aprender a jugar con sus reglas, el SEO, también conocido como optimización para motores de búsqueda es la estrategia de marketing que deberás manejar para lograr posicionarte en internet. Aunque el método de implementación pueda resultar "sencillo" no lo es, ya que para cada tipo de contenido (blogs, páginas de información, portales, landing pages etc.) existen diferencias sustanciales en la estructura, funcionalidad y objetivos cuando de un eCommerce se trata y aquí te explicamos como:

Con una adecuada estructura de SEO puedes lograr no solo ser más visible, sino mejorar el CTR de tu eCommerce, que no es más que un indicador que te permite evaluar qué tanto responde la estructura de tu sitio a la intención de búsqueda de un usuario, y por ende, cuál es tu oportunidad de venta real en internet cuando un usuario busca tu producto o servicio.


Actualmente, si tu sitio no está hecho respetando las normas de internet, este no sabrá como clasificarte. ¿has escuchado? "yo hice una página web pero eso no sirve para nada o no llegan clientes por ahí..." el problema es que internet no la relaciona con las búsquedas de cliente por alguna falla en su estructura, composición y/o contenido.



¿Cómo hacer SEO para que tu tienda online destaque en internet?

Aquí te enseñamos como:



1: Define un objetivo claro, medible, alcanzable y lo más importante: realista.
Incrementar mis ventas un 10% (En el caso del que ya tengas audiencia), Lograr el 1% del mercado de XX en Bogotá en el sector socio-económico X en 6 meses, Salir del inventario XX del producto XX en XX tiempo, Lanzar un producto etc., y asegúrate de que todo el equipo lo conozca.



2: Estructura tu estrategia de palabras de búsqueda (keywords)
Este es el punto más importante, ya que será la manera en la que te encontrarán que en un eCommerce normalmente debería centrarse en informar. Para ello existen dos tipos de keywords: long-tail relacionado con contenidos del tipo dudas frecuentes, garantías y usos y head-tail relacionadas con contenidos de venta, por lo que estás se centran en el producto directamente, precio y palabra exacta de búsqueda como por ejemplo: "ropa deportiva para mujer en Bogotá", en cuyo caso tendrás media venta lista, ya que un usuario que busca tan detalladamente por lo general ya tiene la decisión tomada. El problema es que para llegar a eso debes trabajar en ello.

¿Parece fácil no? no te engañes, esto se logra con dedicación y trabajo constante, entre más directa sea tu estrategia de marketing mejores resultados tendrás, tus keywords suelen tener una enorme competencia (hay otros 10mil como tu vendiendo en internet), así que no puedes dejar a un lado las long-tail de gran calificación por ejemplo en tu blog, el marketing de contenidos es tu mejor aliado a la hora de conseguir público y crear audiencias, no solo en redes sociales sino en email marketing, comunicación directa entre otros.
Para medir la importancia de tus palabras en el mercado real puedes usar herramientas como GOOGLE TRENDS gratuita y muy útil, o siempre puedes testear a tu competencia para saber cuáles son las palabras clave que está usando y darte un inicio, claro está, si hace el ejercicio bien, de lo contrario puede ser mas perjudicial que beneficioso porque estarás copiando basura que no te llevará a ninguna parte.

Una vez definidas las palabras clave, asegúrate de jerarquizarlas correctamente y no ponerlas a competir entre ellas, clasificando claramente quién eres y qué vendes, es decir: si tu sector es ropa deportiva femenina, define que tipo de ropa y has una estrategia por cada tipo de producto, si los pones todos al tiempo internet no sabrá dónde ubicarte, tendrás que elegir solamente una palabra por producto para evitar la llamada “canibalización“ y para eso puedes utilizar las CANONICAL TAGS para informar al buscador cuál es la página que debe mostrar al usuario y en que orden.
El truco es: una palabra clave por cada producto, que coincida con la intención de búsqueda del usuario asegurándote de que tenga un volumen de búsqueda considerable (las palabras cambian acorde a como cambia el mercado o si salen productos nuevos o cambian preferencias del usuario etc.), y un nivel de competencia bajo, es decir: si todos usan la misma palabra el precio sube y la visibilidad individual baja (ley de la oferta y demanda).
Para evitar este tipo de situaciones existe una estrategia muy efectiva: el TOPIC CLUSTER, esto trata de elegir una página principal que responda a tu objetivo de búsqueda de usuario, por ejemplo: si quieres salir de inventario el usuario deberá comenzar por ver esos productos y luego relacionar con enlaces internos a los productos relacionados, de esa manera harás que el algoritmo del buscador entienda que aquel producto es el alma eCommerce y pone a los demás en segundo plano pero igual de accesible que el principal.

3: Crea tu estructura SEO META
Ya con las Keywords definidas por contenido, categoría de producto y productos y/o servicios es hora de trabajar en la estructura SEO ON PAGE en cada página, es decir: decirle a Google en su idioma como debe leer tu página, en qué orden y cómo clasificarte para que te encuentren y para ello debes cumplir con 5 requisitos básicos:

  1. a: Crea la estructura de metas estructurales: Las meta tags son tu contenido en HTML (idioma de los buscadores) desde el título, la descripción, la estructura de keywords en títulos HX, la clasificación de los productos, categorías etc., para lo cual debes incluir en ellos: características de cada producto, keywods de búsqueda, call to action como “oferta”, “ descuento”, "llama ahora", "deja tu mail", etc.,
  2. b: Crea la estructura de meta de contenido: Necesitas decirle a Google de que trata tu página, pero no se trata de copiar el contenido del fabricante ya que no solo pueden penalizarte por contenido duplicado, sino que no tiene la estructura que necesitamos. Una buena descripción debe tener: tus palabra clave específicas, palabras clave de indexación semántica latente (LSI) es decir del tema o sector al que perteneces, debe tener al menos 500 palabras para evitar penalizaciones de Thin Content (Contenido escaso, contenido de baja calidad).
  3. c: Crea una estructura de ALT de imagen en contenido y peso: Asegúrate de que todas y cada una de las imágenes que subas a tu web cumpla con los estándares mínimos, es decir, una etiqueta ALT que aparte de decirle a Google a que corresponde la imagen, también le dice que no te la "robaste", y lo segundo es el peso y el formato, ¡no subas fotos del celular! las fotos de tu página deben estar al tamaño del espacio en pixeles, en formato optimizado para web ojalá JPEG, PNG y SVF en el caso de los vectores y pesar un máximo de 200k. Entre mejor esten optimizadas tus imágenes más rápido cargará tu eCommerce.
  4. d: Estructura tus URL amigables: Deben ser cortas, claras y descriptivas, utiliza la jerarquía de tu página (dominio, categorías, sub categorías y producto), incluye tus palabras clave, usa guiones medios siempre para separar las palabras, evita usar parámetros (color, talla, precio...).


  5. e: Define tus datos estructurados:
    Estos son el equivalente a tu tarjeta de presentación en internet pero en su idioma existen varias pero las principales 2 que debes tener son del tipo Schema.org y Protocolo Open Graph, ésta es la forma en la que Google clasifica el contenido y el tipo de información directamente en las SERP es decir, es la manera de decirle: es una página, blog, eCommerce, portal etc, en idioma, en que parte el mundo, que redes tiene, donde esta relacionada etc., ayudándote a subir de posición en las búsquedas.

4: Trabaja la experiencia de usuario (UX) de tu tienda virtual Asegúrate de no copiarlo de otro lado porque no te servirá, créalo de acuerdo con tu objetivo y con tu público. Crea tu tienda virtual bajo una experiencia user-friendly, esto es fundamental para generar mayores oportunidades de venta, revisa si todo dentro de tu tienda virtual está funcionando como debería y si es sencillo comprar, al hacer que un usuario de demasiadas vueltas o pedirle demasiados datos, hace que este pierda la intensión de compra.
Ten en cuenta cosas como que el tiempo de carga que no deberia ser mayor a 3 segundos, asegúrate que cada botón funcione correctamente, que la pasarela de pagos esté funcionando bien y que de la respuesta automática al usuario, optimiza la vista para los todos los dispositivos mediante un diseño web responsive (A corde con Google: 1 de cada 3 búsquedas se realizan en smartphones) y por supuesto el diseño, pero no se te olvide: la página no es para ti, no tiene que gustarte a ti, debe gustarle a tu público y estar hecha para ellos, con sus gustos y preferencias.

5: Trabaja en la arquitectura del sitio

  1. a: Crea la arquitectura de tu sitio: Inicio > Categorías > Subcategorías > Productos > SOPORTE etc., y crea el mapa de navegación desde que aterriza el usuario hasta que hizo la compra, tendiendo en cuenta cosas como: si abandonó el carrito ¿qué pasa..?, si compro 2 por error y era 1 ¿qué pasa..?, si tiene preguntas ¿qué pasa..?, etc., ten en cuenta que seguún la norma internacional se dice que no debe superar los 3 clics para lograr el objetivo, comprar, preguntar, ver etc,. porque el usuario se aburre, se enrreda o abandona en más del 80% de las oportunidades.
  2. b: Contenido duplicado: Revisisa que el contenido de tu página no se muestre doble, ya sea por algo tan simple como http vs https o porque al crear tu arquitectura de sitio no categorizaste bien tus productos, no borraste los que ya salieron etc., el contenido duplicado acarrea penalizaciones y evita que Google muestre el producto y contenido correcto.

6: Seguridad y protocolos Una vez definido todo lo anterior, lo que queda es más simple pero con igual relevancia:

  1. a: Certificados SSL: Es algo más que el candadito verde, es la autenticación de tu sitio, necesario para lograr confianza de sitio seguro para el usuario y requerido por los motores de búsqueda para evitar fraudes, además de ser un requisito de SEO para que Google te posicione en internet.
  2. b: Seguridad HTACCES: Este es el protocolo encargado de varias de las configuraciones técnicas que incluyen compresión de imagenes, protección de archivos y carpetas, codificación de contenido, orden de lectura entre otros.

PUNTO EXTRA: Marketing de contenidos Tengas o no tu eCommerce en orden, el marketing de contenidos será siempre la mejor manera de lograr un vínculo real con tu audiencia, con ello, puedes desde: bajar tus índices de reclamaciones, garantías y soporte, hasta volverte un referente en tu tema. Piensalo así, todos, antes, durante y después de comprar entramos a internet a consultar, revisar, informarnos, comparar etc., por ende si eres de los que genera contenido constante en redes sociales, en tu propio blog, mediante correo electrónico, por WhatsApp o directamente en tu eCommerce estarás siempre en la mente del consumidor, generarás confianza y con ello aumentarás tus oportunidades de venta.
Pero, ¡ojo! no es publicar por publicar, todo el contenido que compartas deberá tener un fin y un propósito de acuerdo a tus objetivos, deberá ser de manera recurrente ya que como dicen las abuelas: "lo que no se ve, se olvida..." y de manera ordenada, algo que te puede funcionar muy bien es la regla del 60+20+20, es decir: de cada 100% que publiques: el 60% deberá ser de contenido relacionado a tu tema (asegúrate de incluir tus keywords), el 20% de contenido propio, es decir sobre tu producto o servicio, procesos etc., y el 20% restante dedicado a venta directa: ofertas, promociones, bonos etc. incluyendo un Call to action, es decir, si quieres su teléfono debes pedirselo...

Por último, piensa en el usuario como en ti, pregúntate: ¿qué haces tu en internet, qué te gustaría encontrar? ¿Qué contenido te gustaría leer?, apoya toda tu estrategia de marketing en contendidos, entre más ruido hagas más probabilidades tendrás. ¡Ahora ya lo sabes!, internet es tan real como tu y bien usado es tu aliado estratégico en el crecimiento empresarial, el truco es usarlo de la manera correcta y constante así que ¡manos a la obra!

VER MÁS ARTÍCULOS

¿Te gustó? COMPARTE Y SÍGUENOS EN REDES: